Rutas km0 A Compostela


Sarria-Portomarín
-Camino Francés-


Son 20 los Km. que separan Sarria de Portomarín en esta 3ª etapa del Camino Francés. Poco asfalto, buen camino de tierra, hermosos senderos de piedra entre muros, riachuelos y abundante vegetación dominan el paisaje de este recorrido.

Partimos del Convento de la Magdalena, en bajada para cruzar el medieval Puente Áspera sobre el río Celeiro. Sin pasar la vía F. C., por su margen Iz. continuamos unos 400 m. donde sí la cruzaremos, adentrándonos en un espléndido bosque de arboleda, puentes de madera y arroyos. Coronando la subida, entre tierras de cultivo y carballeiras, el caserío de Paredes. Poco mas allá, camino asfaltado que nos conduce a la iglesia románica de Barbadelo, que visistamos, y albergue. Desde aquí hasta el albergue de Ferrerios nos trasladamos en vehículo, pero el camino continúa.

Casi en lo alto, el recorrido aparta a una senda de tierra de nuevo entre frondosos árboles, alternándose este precioso paisaje con franjas de camino asfaltado por Rente y Mercado da Serra, para acceder a Marzán por un pasadizo de piedras entre cuyas aristas circula el agua de los manatiales próximos.

Luego el Camino cruza la carretera, y primero por asfalto y desde Peruscallo por pista de tierra, a ambos costados se ven hórreos de granito y casas con techumbre de enormes lajas de losas. Cortiñas, Lavandeiras y Casal acercan al medieval entorno de Brea, por una senda en bajada tapizada por desgastadas moles de granito, delimitada por soberbios muros de gruesa pizarra y cubierta por espesas ramas de carballos. Plantaciones de guisantes, judías, lechugas, ajos, patatas, árboles frutales como cerezos, higueras o melocotoneros sirven de antesala a Morgade, con curioso grabado en la piedra de la fuente.

La subida hacia el albergue de Ferreiros es por un idílico y al mismo tiempo tortuoso camino entre bloques de granito y pequeñas cascadas de agua.

Tras un pequeño refrigerio en la cantina, iniciamos de nuevo nuestro particular recorrido a pié por el camino en su vertiente Iz. que nos conduce a ese típico núcleo poblacional donde todavía permanece un viejo horno en el propio itinerario. En el entorno de Cruceiro estaremos a 663 m. de altitud. Poco más allá Mirallos, con templo románico. Por asfalto se llega a Pena, luego Couto viendo Paradela a la Iz, y a poco trecho Rozas en dirección a Pena dos Corvos donde por espacio de l km. el camino de tierra salpicado de moles de granito con huellas de carruajes, serpentea por un bosque vegetal entre muros centenarios mientras en el cielo sobrevuelan las águilas.

Llegamos así a Moimentos, luego Cotarelo desde donde se divisan en dirección Sur varias espadañas de templos como el de Laxe o el románico de Suar. En Mercadoiro, otra vez entre sólidos muros, habremos superado los 3,1 km. de este último tramo, y continuando por Moutrás, sobre asfalto, llegaremos a Parrocha-núcleo con curioso alcantarillado a la vista-desde donde se aprecia al fondo Portomarín. Ya alcanzamos los 16,8 km. desde la salida, y por pista de tierra con pendiente de bajada, dejando a la Iz. Cortés y la Iglesia de Loio, llegamos al pueblo rural de Vilachá, con casas de piedra restauradas y bien pavimentado, y si elegimos la ruta de nuestra derecha, descenderemos una fuerte pendiente asfaltada entre fincas de vides en las márgenes, como base de los buenos aguardientes de la zona. Cruzaremos el cauce del embalse del Miño y por la escalinata de acceso, tras 5 horas de caminata, coronaremos en el nuevo emplazamiento de Portomarín ante la fachada de la iglesia de San Juan, que también visitaremos, después de recorrer uno de los tramos más bellos de todo el Camino Francés.

Quieres llevar la ruta contigo? Pincha aquípdf icon
ver fotos desta ruta
volver a 'km0 a Compostela'